martes, 13 de mayo de 2008

Prólogo Cuentos de Amin

"Chocolate Post Mortem y Cuentos de Sueñobscuro", Copyright © 2002 de Cristian Berríos Navarro. Propiedad Intelectual N° 127.518. Prohibida su reproducción total o parcial sin consentimiento del autor.


Prólogo "Cuentos de Amín", publicado previamente en Blog 1, Octubre 12 2005.

(CRISTIÁN BERRÍOS)


"Hace muchísimo tiempo, Efisto y Yirazú vivían en el Palacio Sagrado de Alina, y eran considerados los sirvientes más diestros del Todopoderoso. Sin embargo, dentro de ellos se incubaba una enorme envidia hacia su señor, y miraban con desprecio a quienes le rendían pleitesía.

"Una mañana, y esto es un decir pues los días en la Sagrada Alina acaban al mediodía, y siempre brillan sus Veintiún Soles Blancos, el Todopoderoso Nguechén les pidió que se acercaran a él, y les contó muy animado que había escrito Tres Libros, con los cuales pensaba propagar el polen de la vida en distintos rincones del Jrem Universo. En seguida les pidió que por favor estuvieran preparados para partir, pues les iba a encomendar la misión de darle Los Libros a los encargados de llevar a cabo su voluntad.

"Deduciendo las asombrosas facultades que otorgaban estos Libros, Efisto vió en ellos la posibilidad de obtener el sitial que creía merecer. Yirazú, más resuelto y agresivo que él, no tardó en apoyarlo. Juntos instigaron a secundarlos a otros que estaban hartos de servir a Nguechén, pero no tenían el valor de decírselo.

"El día elegido por Id IZparatu Xrielur Li Tulu Du Icaztimti para el viaje de Efisto y Yirazú, el Todopoderoso puso en sus manos los valiosísimos Textos. Dicen los presentes que mientras los conspiradores no disimulaban su perversa algarabía, un triste resplandor afligía el rostro del Infinito y que una sombra, por primera vez desde el inicio de la Creación, fue opacando los Cristales Lium del Palacio a medida que los sirvientes favoritos de Nguechén pasaban por su lado.

"Con una energía desbordante entre sus garras, Efisto y Yirazú, en lugar de ponerse en camino como le había pedido el Creador, fueron a reunirse con los que estaban a disgusto en el Palacio, pues sabían que iban a necesitar toda la ayuda posible cuando Nguechén se enterara de sus planes. Sin embargo, los Habitantes de Alina apenas sospechaban del poder del Todopoderoso, porque nunca le habían visto en su Real Dimensión.

"Y ocurrió que Id Izparatu Xrielur Li Tulu du Icaztimti les sorprendió murmurando contra él; pero en vez de reprenderles, se acercó a ellos y les dijo con una voz muy dulce y triste:

"- ¿Por qué no se han puesto en camino?...

"Entonces Efisto, soberbio como un príncipe y ataviado con las mejores telas del Palacio, le dijo con un tono agresivo:

"- Ni esa ni ninguna otra orden recibiremos de ti. Ha llegado el momento de que todos seamos libres.

"- Siempre lo han sido- Replicó Nguechén con una sonrisa-, pero creo que de alguna forma les resulta más cómodo estar aquí. Si hay algunos que desean partir, tomen cuanto deseen de mi Palacio, y vayan a los rincones más tenebrosos del Universo para que los llenen de Luz.

"- Ya tomamos lo que nos hace falta- Dijo Efisto aún más envalentonado-. Con losTres Libros crearemos nuestro propio Universo, y gobernaremos en él como legítimos dueños. Me gustaría que nos visitaras, pero si no me equivoco estas preso en esta Pajarera de Oro. Si realmente puedes hacerlo, recuerda inclinarte ante nosotros. Ahora nos retiramos, con tú permiso.

"La desfachatez de Efisto despertó la cólera del Todopoderoso, y se produjo tal estruendo que todos los presentes cayeron al piso en tanto el Palacio se sacudía como una hoja. En seguida, y sin que nadie se enterara de cómo lo había hecho, Nguechén arrebató Los Libros a Efisto y Yirazú y, luego de abrir brechas a dos universos distintos, envió al primero y a sus secuaces por un lado, y al segundo por el otro. Pero allí no terminaría el incidente, pues Id Izparatu Xrielur Li Tulu Du Icaztimti se percató que su enojo había sido tan intenso, y tan inmensa su amargura que si no expulsaba la energía negativa que había acumulado ésta acabaría convirtiéndose en odio.

"Por este motivo extrajo su molestia soplando con fuerza, y dio vida de este modo a una poderosa criatura que sería conocida como Arkán (En Azol significa Nacido de la Furia Divina). Como esta criatura poseía un instinto maligno, huyó despavorido del lado de Nguechén y fue a reunirse con Efisto, que más tarde se convertiría en su maestro.

"Aún en medio de su pesar, el Todopoderoso no dudó en brindarles una oportunidad a los desterrados; pero solo uno de ellos pudo reivindicarse ante sus ojos, aquél que fue conocido más tarde como Id Imperilur Li Duz Erbudiziz. En cuanto a los demás, su maldad les convirtió en demonios, y enfriaron el Buen Fuego con sus halos siniestros. Mientras Efisto, Arkán y sus secuaces pretendían apoderarse del Universo Cranato, Yirazú no cesaba de disolver y matar en el Universo Amin, donde cumplía su condena.

"Los encargados de custodiar Los Libros en Cranato eran Los Magos del Tiempo Inmemorial, quienes estaban agrupados en una Asamblea dirigida por Bedteseri. El Gran Bedteseri, como le llamaban, nunca puso en duda la importancia de que todos los seres bienintencionados participaran de la custodia de los Libros, pero estimó indispensable nombrar tres Guardianes específicos para ellos, yconstruir tres bóvedas para resguardarlos, sobre las cuales se levantarían más tarde Tres Reinos. Al termino de una acalorada discusión, y pese a la negativa inicial del jefe de la Asamblea, los elegidos para vigilar Los Libros fueron Dobro, Nicán y Bedteseri.

"Una mañana, y esto es un decir pues en un comienzo las sombras se paseaban a su antojo en este mundo, Bedteseri salía de una extensa reunión, donde el mago Rim había propuesto a la asamblea poblar el mundo de lagartos gigantes, y de inmediato se dirigió hacia la bóveda del Tercer Libro, el cual debía proteger. Sin poder salir de su asombro, descubrió que el guardia que había elegido para reemplazarle, el Mago Inmemorial Nekrum, hojeaba el Texto Sagrado. De inmediato le reprendió severamente, recordándole que la ley prohibía leer Los Libros en secreto; pero Nekrum, en vez de excusarse, le invitó a compartir los conocimientos adquiridos gracias al Texto si a cambio no le denunciaba a la Asamblea. Luego de rehusar este ofrecimiento, Bedteseri le dijo que no volviera a acercarse a Los Libros o de lo contrario lo iba a lamentar. Como sabía que las energías del Guardián superaban ampliamente las suyas, Nekrum se alejó de la bóveda muy humillado.

"Desde entonces, y emulando a Efisto y a Yirazú, Nekrum comenzó a sembrar la cizaña entre las huestes luminosas, desprestigiando a Bedteseri y a los otros Guardianes. Como muy pronto tuvo la respuesta esperada, llegó a reunir un grupo de disconformes que prometieron apoyarlo. Sin embargo, cuando al fin decidió amotinarse, sus esbirros se rindieron sin presentar batalla al verse superados en número y energías. Nuevamente humillado, Nekrum enmudeció a sus perseguidores abriéndose paso a otro universo, aunque no sin antes jurar que tomaría venganza de Bedteseri, y permitir por accidente que Yirazú viniera a Cranato.

"Alarmado con el provecho que Nekrum había sacado de su lectura, Bedteseri me preguntó a mí, el Espíritu del Tercer Libro, cuales habían sido las páginas consultadas por el traidor. Una vez que obtuvo la respuesta, el Guardián del Tercer Libro dedujo lo que Nekrum se proponía: Había ido al planeta Corumbus del Universo Amin, y particularmente a una tierra llamada Aminabis, en busca de uno de los fragmentos del Sello del Equilibrio Universal. Este Sello había sido creado por el Infinito para apartar a Cranato de Amin, un recodo del Jrem Universo donde las Tinieblas habían levantado una verdadera Fortaleza”.


(Extracto “Guardián Subterráneo” de la trilogía “Cuentos de Sueñobscuro” de Cristián Berríos).




http://www.cristianberrios.tk


PUENTE DE SATURNO, SECCIÓN DE CRISTIANBERRIOS.TK (2003-2008), PROYECTO LITERARIO Y PORTAL DE ENTRETENIMIENTO CULTURAL E INFORMACIÓN (NOVELAS, CUENTOS, FOTOGRAFÍA Y DIBUJOS ORIGINALES, CINE, VIDEOS, PRENSA Y OTROS CONTENIDOS DE INTERÉS GENERAL). AUTOR: CRISTIÁN BERRÍOS ESCRITOR UNDERGROUND (UNDERGROUND WRITER).

THIS WORK IS LICENSED UNDER A CREATIVE COMMONS LICENSE (ESTE TRABAJO ESTA LICENCIADO BAJO UNA LICENCIA CREATIVE COMMONS)

No hay comentarios.: