miércoles, 22 de octubre de 2008

Fragmento Flores Mustias

Copyright © 2002 de Cristian Berríos Navarro. Propiedad Intelectual N° 127.518. Prohibida su reproducción total o parcial sin consentimiento del autor.

Chocolate Post Mortem: Flores Mustias (Fragmento)

El tiempo transcurría indolentemente. Camila vigilaba las calles, pero no conseguía pista alguna. Sin embargo la presencia del otro contaminaba su ser. Iba tras ella para absorberla a la hora de la agonía, y así volverse independiente y más temible. La atormentaba una gran angustia.Camila se hacía cada vez más humana. Como un virus fue apoderándose de su alma el recuerdo del terremoto de 1985 y la destrucción que trajo a su amado San Antonio.

A poco más de dos horas del fin, Camila pudo hallar el rastro que buscaba. Una sombra que le helaba la sangre salía del cementerio con dos coronas en sus manos. Mientras la seguía vio al guardia del campo santo: Se hallaba inconsciente sobre una lápida.

Cuando el Heredero de Kaikai se internó en el bosque, Camila redujo las revoluciones para no delatarse. La obscura silueta se detuvo frente a una mujer de unos cuarenta años que se hallaba atada de pies y manos. Una pelota de goma le atoraba, y en su mirada desorbitada refulgía el esplendor de la muerte.

- ¡Detente y no me mires a los ojos, o te mato de inmediato!- Exclamó Camila-. ¿No tecansas?...

- Jamás acabarán conmigo- Dijo el asesino-. Soy el condimento secreto de la sopa más sabrosa.

No hay comentarios.: