viernes, 28 de noviembre de 2008

2 monedas y una manzana



(CRISTIÁN BERRÍOS, publicado previamente)

No me molesta morir breves segundos, hay demasiada muerte alrededor para mantenerse intacto. Temo la partida de los seres queridos, algunos de ellos humanos.

El sonido de la agonía congela el tiempo, evapora la alegría, otorga la certeza del fin. Bajo espectros invernales o suplicio solar, la sangre brota y el silencio prevalece.

El mundo continuará libre de traición, los pájaros se alimentarán solos y desconocidos absorberán la cruda constelación del océano. Temeré el amor inconcluso, la obstinación de las sombras y el impacto de la asfixia.

Hay tanto tejido aún tibio condenado a la descomposición y bocas que se cierran mientras otros prosiguen un ajetreo de hormigas. Te destierran al infierno y añoras el paraíso cuando recuerdas que olvidaste tu equipaje: 2 monedas y una manzana.



THIS WORK IS LICENSED UNDER A CREATIVE COMMONS LICENSE (ESTE TRABAJO ESTA LICENCIADO BAJO UNA LICENCIA CREATIVE COMMONS)