domingo, 31 de enero de 2010

Dolor

Me duele la cabeza y se acabaron las tabletas. Si estuviera casado le pediría por favor a mi esposa que comprara. Aunque quizás se enamoraría del farmaceútico. Si yo hiciera la compra podría conocer a otra y sacarle el teléfono aún en mis pésimas condiciones. Eso me recuerda seguir soltero y comprar más analgésicos. Si mal no recuerdo, la jaqueca empezó hace mucho tiempo cuando recordé las veces que quise casarme.

No hay comentarios.: